Muchas madres seguro se preguntaran por que deberían de poner a sus hijos a practicar el futbol. Y es una duda común entre las madres de hoy en día que buscan ocupar el tiempo de sus hijos aprendiendo idiomas, instrumentos o estudiando. Pero a continuación les voy a presentar unos puntos importantes de por qué deberían de empujar por que sus hijos hagan siempre deporte, en especial si este es en equipo.

En primera instancia, el deporte permite que los niños no se vuelvan sedentarios. Facilita y promueve la nutrición y la salud. Aparte de que hacer ejercicio es un buen habito que desarrollarían desde pequeños y ya de grandes no les causaría mucho esfuerzo, sino que lo harían con mucho gusto.

Mejora su flexibilidad, como sabemos la flexibilidad de los niños se va perdiendo a medida de que van creciendo. Practicar un deporte mejora la flexibilidad y también los hace menos propensos a sufrir por huesos rotos. Esto es otro punto a favor de la salud que se podría ir desarrollando desde pequeño.

Ayuda al aprendizaje y la adaptación, por que hace que los chicos trabajen en equipo y aprendan acoplarse los unos con los otros. Esto puede evitar que de adultos tengan traumas que no les permita desarrollarse en un medio de gente.

Los cansa, capaz esta razón pueda verse como una buena excusa para los padres por que los chicos llegan muy cansados a la casa y no quieren andar haciendo travesuras. Pero lo cierto es que si queman suficientes calorías al día de una manera sana.

Les divierte, por lo general a todos los niños de pequeños les gustan los deportes. Es cuestión de encontrar uno que sea de su agrado y donde se sienta más cómodo. Porque al final y al cabo pasar tiempo jugando y con sus amigos incentiva su felicidad y crecimiento.

En fin, recordemos que los niños son niños y están viviendo esta maravillosa etapa. Hay que dejarlos aprovecharla y dar cabida a explotar toda su imaginación y potencial.

(Visited 108 times, 1 visits today)